Rentas Mínimas de mendicidad

SITUACIÓN DE COBERTURA DE LOS MAS EXCLUÍDOS EN LA COMUNIDAD DE MADRID

Por Hontanares Arranz

En noviembre, según los datos del servicio de empleo, los desempleados nuevos inscritos en la Comunidad de Madrid eran 27.294, de los que casi la mitad, 12.076, eran menores de 25 años. Los datos totales eran similares, ya que del total de 512.177 desempleados, 242.847 eran menores de 25 años.

Bueno, eso a primera vista nos alivia porque en las casas de bien los hijos viven con sus padres hasta los 30, estudiando, y pueden esperar porque la calefacción está puesta, el abono joven comprado, el cine, fines de semana e incluso las vacaciones están cubiertas… Total, hasta los 40 los chicos deben tener otras experiencias antes de ser padres. En fin, que acabamos de tomar aire de un plumazo porque ya sólo nos preocupan la mitad de los desempleados.

Sin embargo, esto no es exactamente así. Prueba de ello es que en Europa están preocupados y se han inventado lo del Fondo de Garantía Juvenil, con objeto de formar e insertar en el mercado de trabajo a esta población, o al menos garantizarles unos ingresos por formarse y hacer trabajos de aprendiz. Aunque hasta la fecha sólo hay un formulario para conseguir el enlace de internet y una promesa de respuesta en un par de meses.

Por su parte, la legislación de la Comunidad de Madrid excluye a estos ciudadanos como titulares de derecho a ingresos mínimos a no ser que cumplan determinados requisitos tales como ser padres, haber estado tutelados por la Administración u otras situaciones acreditadas por Servicios Sociales. Ello contraviene el cumplimiento de asistencia ante la falta de recursos económicos citada en el artículo 13 de la Carta Social Europea, según las conclusiones del Comité Europeo de Derechos Sociales sobre Rentas Mínimas.

Si estos jóvenes conviven con otras personas, imaginemos con sus padres, y estos tienen otros hijos menores y carecen de otros recursos económicos, cosa bien imaginable para quienes estamos en contacto con familias en situación de extrema pobreza, el nuevo Reglamento de la Comunidad de Madrid considera su situación como halagüeña, por lo que se les descontarán un 20% de los ingresos máximos de 532 euros de Renta Mínima. Si además viven con algún tío con su propio hijo en igual situación, se les descontarán a cada uno de ellos el 30%.

Si este tío es el titular de la vivienda en alquiler y les ha dejado estar en la misma porque no tenían donde ir desde hace ya más de dos años… ¡Ojo! Puede que en este caso no tengan derecho a la Renta Mínima si los ingresos del tío son de más de tres veces la Renta Mínima, es decir, 1600 euros. Y si el tío no tiene ingresos y ellos aportan cada uno 200 euros para hacer frente al alquiler de 600, viviendo cada uno en una habitación, se considerará que el tío no carece de ingresos, sino que dispone de 400 euros, que se le descontarán de la Renta Mínima que le corresponde. Además, estos 400 euros computan como ingresos en el baremo de toda la familia para el cálculo de la Renta Mínima, de modo que bastaría con un salario de 1200 euros para que no se la concedieran a ninguno de ellos.

Es de entender que todas las familias buscan ingresos para pagar el alquiler y no verse desahuciados. Ante la falta de empleo digno, a veces estos ingresos se obtienen de fórmulas que uno no elige sino a las que la vida te empuja, tales como la mendicidad, la búsqueda no reglada de chatarra, la prostitución, la venta de droga, trapicheos, hurtos y ventas en mercado de segunda mano…. Todas esas maneras a las que mucha gente se ve obligada no se cuentan al trabajador social, bien sea por vergüenza o por miedo de la situación irregular que supone, sino que se explican como trabajillos de albañilería, horas de empleada de hogar, etc. Pero en ese caso, esos ingresos también descontarán de la cuantía máxima de la Renta Mínima (532 euros) una cuantía prorrateada por las horas que han declarado dedicarse a estas tareas no legalizadas, en una fórmula según la cual la jornada completa computará del 75% del IPREM.

A estas alturas imagino que ya habrán perdido la cuenta de las distintas formas que el nuevo Reglamento de Renta Mínima ha encontrado de reducir la cartilla de racionamiento de la Renta Mínima, ¿verdad? De hecho España lleva 10 años sin ratificar la Carta Social Europea entre otras razones por este tema de la cuantía de los ingresos para personas sin recursos y por la falta de contenidos objetivos de los Servicios Sociales. Por lo que me pregunto: ¿Para qué sirve entonces la Carta Social Europea a los pobres? ¿Para qué sirven los Servicios Sociales? ¿Para qué sirve la Ley?

Anuncios

2 comentarios en “Rentas Mínimas de mendicidad

  1. Pingback: Rentas Mínimas de mendicidad | Invisibles

  2. Pingback: Cómo ayudarles a convertirse en mendigos: las ayudas sociales según quienes las reciben. | La cal de las paredes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s