Expulsadas

En este mundo convulso, son millones las personas que se ven obligadas a dejar su casa y su tierra huyendo de la guerra, el hambre y la pobreza, abrazadas a la esperanza de que un futuro en paz será posible en otro horizonte. En algunas ocasiones, como ahora, parte de estas realidades saltan al primer plano mediático, pero la mayor parte del tiempo se mantienen invisibles o distorsionadas. Por eso creemos importante compartir algunas muestras de la obra de Luciano Olazabal, (Kururu 33) peruano que vino a España en el 2003 y, tras una década entre nosotros, regresó a Perú en 2014. Su trayectoria se sustenta en que “todo arte nace del pueblo y va hacia el pueblo” y su obra gira en torno a tres pilares: Arte, Pobreza e Inmigración.

Escucha y plasma. Capta realidades sociales y las materializa en sus cuadros con gran crudeza que interpelan y no dejan indiferente al observador. Para sus cuadros usa soportes de material reciclable que encuentra por la calle: cartón, madera, tela, valiéndose del óleo, la acuarela o el acrílico. Todo lo plasma. Todo le sirve para su denuncia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s