Horizonte Vivienda

Testimonio compartido por R. el pasado 17 de Octubre dentro de la Jornada del Día para la Erradicación de la Extrema Pobreza celebrado en Madrid. Un ejemplo que conecta con la realidad vivida por muchas otras personas:

Soy una mujer de 60 años. El problema de la vivienda no viene de ahora, de la crisis, viene de hace tiempo, de los tiempos de la peseta, antes del euro. Es el problema de toda la gente que en este país no tuvo la oportunidad de estudiar o dejó los estudios siendo demasiado jóvenes. Eso ha hecho que sólo haJMM_0562yamos tenido opción de conseguir trabajos precarios, que a muchas personas no nos daba más que para pagar pensiones o habitaciones. Con lo que conseguíamos en estos trabajos apenas nos daba para comer y poder pagar el alojamiento. Era impensable que pudiéramos comprar una vivienda, y aún para los que sí que podían hacerlo eso suponía hipotecar su vida. Con la crisis hemos visto que todo esto era parte de las malas políticas de un sistema corrupto que ha provocado que unos se enriquezcan a costa de que otros terminen en la calle, en un régimen de comedores, albergues y poco más. Porque no te dejan más alternativas.

Yo acabé en un albergue. Me ha llevado 20 años de entrar y salir buscando esa reinserción social que el tiempo me ha demostrado que es un proyecto más para marear la perdiz.

Hoy en día, tengo que dar gracias a estar enferma, porque eso me permite tener una Pensión No Contributiva de 360 euros. Cuando he ido a Servicios Sociales a pedir alguna pequeña ayuda más, por ejemplo para alquilar una habitación, me he encontrado con algunos trabajadores sociales que me han dicho que bastante tenía con la paga que me daban como para pedir más.

Durante todos estos años he seguido buscando trabajo, pero cuando lo encontraba, por ejemplo en la limpieza o de pinche de cocina, me recortaban la pensión, así que nunca he podido superar los 600 euros mensuales. Además, por cobrar la paga de discapacidad nunca te dan las ocho horas de trabajo de una jornada completa.

Desde el albergue, tras moverme e insistir yo mucho, conseguí que me facilitaran el acceso a algunos pisos temporales, en los que estar un máximo de un año. Es la única ruta que se ofrece desde las instituciones, el camino que te marcan. No hay otro.

IMG_4338Mi pareja y yo decidimos salir del albergue porque no nos proponían ninguna solución conjunta a los dos. Entonces estuve buscando trabajo para poder vivir en habitaciones, aprovechando las dos pagas que teníamos. Él estaba mucho más enfermo que yo, por eso no podía trabajar. Pero su salud empeoró y terminó falleciendo. El piso en el que falleció fue el primero que finalmente pudimos alquilar, aunque en realidad era una vivienda ilegal, un pequeño local que nos alquiló un defraudador por 500 euros. Lo aceptamos porque los gastos de luz y agua estaban incluidos en el alquiler.

Tras esto, traté de seguir alquilando habitaciones, pero fui viendo que había siempre problemas, ya que no se respetaban los acuerdos que se acordaban al principio.

Al final di con una amiga que tenía un piso concedido por el IVIMA, y me acogió en su casa. Pero ella, tras 13 años allí, decidió volver con su familia y a su tierra. Yo llevaba 2 meses en el piso, y mi amiga me dijo que intentara permanecer en ella.

Ahora llevo un año y medio y ya me ha llegado el aviso de desalojo, aunque desde el principio he querido hacer las cosas lo mejor posible. La presidenta de la comunidad está conmigo, porque pago el recibo de 65 euros que pasa siempre. Llevo tiempo queriendo ver cómo empadronarme y arreglar el pago de luz , agua, etc., pero no es fácil, no lo he conseguido todavía. También quiero reclamar al IVIMA que me deje permanecer en el piso por mis condiciones de salud o que me ofrezcan una alternativa.

Llegada a los 60 años, con las enfermedades que tengo, no puedo hacer los trabajos que hacía antes.

A ver si arreglamos entre todos un poco la situación, para solucionar el problema de tantas personas y familias, para que no haya tantas que queden de manera crónica sin un hogar, sin una vivienda digna. Porque cuando no la tienes no puedes retomar tu vida anterior. Como yo hay mucha otra gente.

Unidos podemos reclamar nuestros derechos, lograr cambios y tener una vida digna. Por separado nunca lo lograremos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s