Juventud abandonada

Dos vidas diferentes pero muy similares, marcadas por la búsqueda de un futuro mejor y por la protección temporal mientras son menores de edad, siendo luego abandonados por parte de las instituciones. Dos testimonios compartidos el pasado 17 de Octubre.

Nació hace 19 años en una ciudad rural de Marruecos cercana a Marrakech. Era el hermano mediano de una familia numerosa, hijo de un militar retirado con una escasa pensión del ejército, y una madre centrada en cuidar de su familia.

A sus 16 años, y después de trabajar en Marruecos en distintos oficios para ayudar a los suyos, decidió emigrar a España en busca de un futuro mejor para él y para su familia: se fue al puerto de Tánger, y después de varios intentos consiguió esconderse debajo de un camión para cruzar hasta Algeciras.

file000109002951

Al llegar a Madrid, como era menor de edad ingresó en centros de protección de menores, hasta que cumplió los 18 años y le dijeron que debía abandonar su casa. Se encontró de repente con la dura realidad de los menores extranjeros no acompañados en nuestro país: a partir de los 18 años tienes que buscarte la vida por ti mismo.

Pero tuvo suerte y encontró la ayuda de distintas asociaciones que le ofrecieron una vivienda temporal. Tuvo suerte porque en Madrid no hay plazas de alojamiento para todos los menores ex tutelados, y muchos de ellos después de años de protección acaban en la calle, en casas ocupadas o en infraviviendas. Actualmente vive en un piso de una de estas entidades, estudia un curso de camarero y educación secundaria, y ha terminado otro de cocinero.

Pese a todas las dificultades, lucha por tener un futuro en España, y como todo ciudadano, tiene derecho a una vivienda.

———————————

Nació hace 22 años en un barrio de Tánger (Marruecos). Era el mayor de 5 hermanos, y sus padres apenas ganaban dinero para mantener a la familia: su madre se encargaba de la casa y de cuidar a sus hijos, y su padre sólo ganaba algo de dinero vendiendo huevos en la calle.

A sus 19 años decidió emigrar a España: como hermano mayor tenía la obligación de ayudar económicamente a su familia. Como no podía viajar con visado de turista, se escondió debajo de un camión para cruzar hasta Algeciras. En Sevilla ingresó en un centro de protección de menores, pero al ser mayor de edad quedó en situación de calle. Entonces viajó hasta Madrid, la capital de España. Allí se encontró con que no tenía dónde vivir: si eres extranjero, mayor de 18 años, y no tienes documentación en regla, la ley no te ampara y no tienes derecho a vivienda. Tampoco tenía derecho a buscar trabajo ni a solicitar ayudas de la administración.

1423364492hywpu.jpg

Sin embargo encontró la ayuda de la sociedad civil: primero residió en un piso particular con un periodista que altruistamente cedía habitaciones a chicos en situación de calle; luego recibió la ayuda de distintas asociaciones que le ofrecieron una vivienda temporal. Actualmente vive en un piso de una de estas entidades, estudia educación de adultos y ha finalizado un curso de ayudante de cocina y otro de informática.

Pese a todas las dificultades, lucha por tener un futuro en España, y como todo ciudadano, tiene derecho a una vivienda.

————————————

EN ESPAÑA HAY MUCHOS JÓVENES EX TUTELADOS QUE NO TIENEN DERECHO A UNA VIVIENDA DIGNA PORQUE NO HAY PLAZAS PARA TODOS ELLOS EN LOS PISOS DE AUTONOMÍA.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s