Cambiando el paso

Tras dos años y medio compartiendo experiencias, reflexiones y prácticas desarrolladas a partir de realidades de extrema pobreza, y aprovechando que el blog hermano “Cuaderno de Viaje”, común para todo el mundo hispanohablante, va cogiendo impulso, decidimos sumar fuerzas a esa apuesta internacional, lo que conlleva dejar de actualizar este blog. En él seguirán disponibles los contenidos que hemos ido recogiendo, para mostrar las capacidades de resistencia y creación de aquellas personas condenadas a la invisibilidad y la violencia de la extrema pobreza.

Para despedirnos, nada mejor que retomar los compartires de “con mi bici azul”, uno de nuestros maestros más fieles, que sigue luchando y buscando caminos para seguir andando hacia un futuro sin pobreza, como muestran estos retazos que nos manda de lo que ha vivido en el último mes.

¡Seguimos en “Cuaderno de Viaje”!

————————

Hoy me he levantado, como muchos otros días, a las 7.30 para preparar los desayunos de la familia, y mientras mi mujer llevaba a los niños al colegio yo me he ido a las 8 a buscarme la vida. Ayer me dijo mi mujer que sólo nos quedaban 50 euros, y que iban a volar al ir a hacer la compra. Somos muchos y aún quedan muchos días para terminar el mes, y aunque seamos mucho cobramos muy poquito de la paga.

indice4He salido y estaba lloviendo, el camino estaba bastante mal, me ha costado bastante salir del camino por el que voy siempre. He estado dando una vuelta y mirando pero como no he encontrado nada he ido al taller donde tengo un amigo. Ya hacía dos semanas que no pasaba por allí, así que he ido a ver si me daba algo de chatarrilla para por lo menos poder venderla y no dar tantas vueltas con el día que hacía, porque ya estaba mojado, tenía la chaqueta, el pantalón, los calcetines empapados… Estaba empapado entero. Bastante tiempo tarda luego en secarse la ropa luego a casa… Cuando he ido a la chatarrería me he encontrado con Ramón, que iba también para allá, y me dice: “es que por mucho que nos abriguemos no adelantamos nada, vamos como pollos”, porque íbamos empapados.

Cuando he vendido la chatarra me ha llamado mi mujer para preguntarme si había vendido algo, y le he dicho que sí, así que me ha encargado que hiciera algo de compra: papel higiénico, zumos para el colegio, algo para la merienda y algunas cosas más. Me he gastado todo lo que había ganado por la mañana.

Lo que tiene el buscarse la vida con la chatarra es que cada día es diferente: hoy llueve, mañana no, y el día que haya tormenta ten por seguro que te vas a mojar. Cabe la posibilidad de que te mojes y que te busques la vida para ganarte la vida y que no encuentres nada. Hoy si no llego a pasar por el taller y que tenía algo, lo hubiera tenido muy difícil para poder sacar algo de dinero.

Este mes por lo menos podemos decir que a estas alturas tenemos 50 euros, otras veces no tenemos nada. Hay veces que te levantas y te enfrentas al día que hay que traer algo a casa, muchas veces cosas básicas para los peques.

indice3————————————–

Gracias a que me han salido algunos trabajos de un par de días por 45 euros, o que vendí el otro día 20 euros de chatarra. Si no haces nada y te quedas en casa, si te quedas sin dinero y necesitas cosas básicas para casa, pues muy mal.

Me gustaría poder buscarme la vida de otra forma, y vivir un poquito más seguro. Me gustaría poder encontrar la oportunidad para ello.

————————————-

Hoy hemos estado en el trabajo nuevo con lo de la aceituna, a 50 kilómetros de casa, pero bastante bien. Es con un chaval joven que está con nosotros, y los olivos son de su padre. Son buena gente, por lo menos tienes eso. Hoy estuvimos trabajando duro y nos dijo “no os matéis tampoco, que la esclavitud ya no existe, se ha acabado”. Bastante bien, la verdad, ha traído agua, una cervecita, una coca-cola. Se agradece, el trabajo se hace más ameno. Hoy hemos cogido 1500 kilos. Otro hombre que tiene olivos por allí ha flipado, los suyos eran cuatro y no han cogido ni 1000 kilos, y nosotros que somos dos más el jefe hemos cogido 1500 kilos. El hombre ni se lo creía.

indice2

—————————————

Hoy me han ofrecido otro trabajo para recoger aceitunas en mi pueblo, para cuando termine con el que estoy ahora. Le conocí porque iba a la finca del señor que tiene caballos y olivos en la que estuve recogiendo escombros unos días.

—————————————-

Está bien el poder estar trabajando estas últimas semanas. Nos permite pasar las fiestas más tranquilos. Cuando me paguen va a venir el que está conmigo recogiendo aceituna y le voy a pagar yo para que me arregle las baldosas de la casa, ya lo he hablado con él. Como sabe de albañilería y esas cosas…

Estoy contento, la verdad es que sí.

indice

Anuncios

2 comentarios en “Cambiando el paso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s